24.jpg

HOMILIAS DEL OBISPO

LA PALABRA DEL SEÑOR, ENTRA POR LOS OIDOS, LLEGA AL CORAZON

Y VA A LAS MANOS, A LAS BUENAS OBRAS